Qué son las SICAV y porque invertir en ellas

Invertir en una SICAV

Comparte este post

¿Qué son las SICAV? Son fondos destinados a quien desee delegar la gestión de sus inversiones en manos de especialistas, en lugar de dedicar demasiado tiempo al seguimiento de los mercados financieros. Por lo que con una SICAV no hace falta ser un experto para poder invertir en bolsa.

¿Has escuchado alguna vez hablar en cuanto a las SICAV, pero no tienes claro cómo funcionan o si son realmente confiables? No te preocupes, has llegado al lugar correcto.

Si eres nuevo en el mundo de las inversiones, es normal que dudes un poco al comenzar, y más aún con tantas preguntas relacionadas con esta nueva jerga financiera.

Es por eso que hemos decidido crear este material, con el fin de informarte respecto a los distintos vehículos financieros que existen en el mundo de las inversiones y puedas tomar de manera segura tus propias decisiones.

En este artículo definiremos qué son las SICAV, cómo funcionan y porqué invertir en ellas.

¿Qué son las SICAV?

Las SICAV o sociedad de inversión de capital variable, son instituciones colectivas con forma jurídica de sociedad anónima, diseñadas con el objetivo social de invertir en activos financieros que permitan a los inversores beneficiarse de los resultados derivados de la gestión de sus activos. 

El proceso consiste en recaudar dinero de un número de inversores y pasarlos a un gestor de fondos profesional, el cual se encargará de invertir en valores, acciones, bonos y otros fondos. 

Mediante la compra, la venta o incluso, el canje de valores, este profesional se ocupa de la gestión diaria de la cartera del fondo, con el objetivo de obtener la mejor rentabilidad posible para los inversores, siguiendo la estrategia de inversión de la sociedad.

Las SICAV se caracterizan por ser un tipo de sociedad que permite a los accionistas entrar y salir de la sociedad en cualquier momento, por lo que el capital social de una SICAV siempre será igual al valor de sus activos netos, de ahí la denominación «capital variable» en su nombre.

Cuando los inversores quieren entrar en el grupo, la SICAV crea nuevas acciones para ellos. Y por el contrario, si alguien desea salir, la sociedad redimirá las acciones por el inversionista y las cobrará.

Por otra parte, los inversores tienen la oportunidad comprar acciones nominativas o al portador, lo que les permite convertirse en accionistas de la SICAV y adquirir el derecho a participar en las juntas de accionistas e influir en las decisiones de gestión en proporción al número de acciones que posean.

Características de una SICAV

Las SICAV como una sociedad de inversión de capital variable, se caracterizan por las siguientes razones:

  • A diferencia de los fondos de inversión que no poseen una personalidad jurídica propia las SICAV cuentan con una estructura de sociedad anónima. Es decir que son titulares de una serie de derechos y obligaciones.
  • Su estilo de gestión suele ser activa, delegada a una sociedad gestora que realiza las inversiones de acuerdo a los criterios establecidos.
  • El estilo de inversión puede ser de estilo conservador o un poco más agresivo, todo depende de las carteras que se diseñen en base a las características de los inversores.
  • La flexibilidad al invertir, permite modificar en cualquier momento la orientación de las inversiones y modular las posiciones de la cartera.
  • Cuentan con suficiente liquidez para comprar y vender títulos en cualquier mercado y en todo momento.
  • En algunos países, como por ejemplo España, ya que cotizan en el mercado alternativo bursátil, los inversores minoristas tienen la oportunidad de participar en las SICAV sin cantidades mínimas prefijadas.

Tipos de SICAV

Existen diferentes tipos de SICAV, cuyas políticas de inversión conllevan distintos beneficios y grados de riesgo. 

Las principales son las siguientes:

  • SICAV de renta variable. Son de alto riesgo y tienen el objetivo de obtener buena rentabilidad a largo plazo.
  • SICAV de renta fija. Son un tanto más seguras, y tienen un objetivo de rentabilidad media.
  • SICAV diversificadas. Estás invierten tanto en acciones como en bonos, para generar la mayor plusvalía posible.
  • SICAV de efectivo. Se dedican a inversiones a corto plazo y con bajo riesgo, pero con baja rentabilidad.

La decisión sobre dónde poner tu dinero dependerá de tus objetivos y perfil como inversor.

Recuerda que antes de tomar una decisión debes informarte cuanto a  los objetivos, la estrategia de inversión, los riesgos y los cargos del fondo de la SICAV a la que desees unirte.

Acuerdo SICAV

Regulación de las SICAV

Tal como se señaló al inicio del artículo, las SICAV son instituciones colectivas con forma jurídica de sociedad anónima, las cuáles están sujetas a un cierto número de normas de regulación, establecidas en el país en el que se constituyan.

Por ejemplo, en España se rigen por las normas establecidas en la Ley 35/2003, el Real Decreto Legislativo 1/2010 y el Real Decreto 1082/2012.

También, existen otras normativas legales referente a las SICAV en países como Luxemburgo, Suiza, Francia, Reino Unido, Italia y Bélgica.

Pros y contras de las SICAV

Pros

Las SICAV son los fondos de inversión más populares de Europa. 

Las razones de su popularidad son las siguientes:

  • Condiciones fiscales favorables.
  • Legislación flexible.
  • Profesionalismo y experiencia de los proveedores locales.
  • Bajos costos de domiciliación y establecimiento.
  • Estabilidad política y social.
  • Buena coordinación entre el legislador y las autoridades de control.
  • Incluso comprando solo la pequeña parte de una cartera, accedemos a una amplia gama de mercados e instrumentos financieros.
  • Dado que el dinero se invierte en diferentes vehículos, la caída de una acción a menudo se ve compensada por la subida de otra. 
  • El dinero invertido está teóricamente disponible en cualquier momento, por lo que los inversores pueden comprar y vender sus acciones en la SICAV cuando lo deseen. 

Contras

  • Aún cuando todos tienen derecho a votar en las juntas de accionistas, serán los accionistas mayoritarios lo que tendrá mayor peso al momento de tomar decisiones en cuanto a la estrategia de inversión de la SICAV
  • Los inversores tendrán que pagar tarifas de suscripción, tarifas de administración y, a veces, incluso cargos de salida.

Las SICAV ¿Son una buena opción para invertir?

La respuesta a esta pregunta, desde nuestro punto de vista de un rotundo ¡Si!

Gestionar nuestro ahorro financiero a través de una SICAV, sin duda, puede aportarnos muchas ventajas y muy poco riesgo, siempre y cuando la política de inversión y nuestras circunstancias y objetivos económicos y financieros apunten en el mismo sentido, ya que la situación de cada uno es diferente. 

Por tanto, siempre es importante considerar el horizonte temporal de nuestra inversión, el rendimiento deseado y la tolerancia al riesgo para tomar la mejor decisión de inversión con el fin de  alcanzar nuestros objetivos financieros.

Si deseas mayor información referente a este u otros temas relacionados con el tema de inversión, suscríbete a nuestra newsletter privada.

Y si deseas conocer más de nuestros programas de inversión, no dudes en agendar una llamada personal con nosotros.

¿Quieres seguirnos durante un
tiempo antes de invertir?

Regístrate y accede a nuestros Informes Mensuales

- NEWSLETTER GRATUITA - 

Y nuestros Informes Mensuales...

Te envío ideas y comentarios sobre

Bolsa, Mercados y Finanzas